Cómo crear personajes inolvidables

Por Marivi Cervi
como crear personajes guia definitiva

Los escritores sufrimos mucho a la hora de crear personajes para nuestros libros. Son como nuestros hijos y llevan parte de nuestro corazón. Por eso, a veces nos sorprendemos al descubrir que otras personas los encuentran aburridos, pretenciosos o molestos.

La creación de personajes con los que el lector pueda empatizar es una de las partes centrales y más interesantes al escribir una novela.

Yo misma soy incapaz de terminar un libro si no consigo conectar con el protagonista. Necesito sentir que se trata de alguien real, complejo, con virtudes y defectos. Vaya, lo que viene siendo un personaje redondo.
Pero, ¿cómo podemos traerlos a la vida y conseguir que los lectores se emocionen con ellos?

El protagonista en el centro de la historia

Si queremos que la historia resulte creíble, deberíamos poner a nuestro protagonista por encima de la trama. En vez de pensar en las cosas super chulas que quieres que pasen en tu libro, asegúrate de que tu personaje tome decisiones que tengan sentido para él.

Pregúntate lo siguiente ¿Cuál es su objetivo? ¿Qué problemas tendrá que superar para conseguirlo?

El objetivo

El protagonista es la fuerza primaria que conduce la trama hacia delante, por lo que necesita un objetivo. No tiene por qué ser muy grande. Ni tiene por qué tomar el camino correcto.

El objetivo puede cambiar a lo largo de la historia, pero tiene que perseguirlo y tener un comportamiento proactivo. Si no, correremos el riesgo de que se convierta en una víctima de los acontecimientos.

El conflicto

Dale un defecto que tenga que superar para alcanzar sus fines. Los lectores empatizan mejor con personajes que no son perfectos y disfrutan viendo cómo superan sus debilidades. 

Los defectos están ahí para crear conflicto, forzar la evolución del personaje y darle una dimensión emocional a la historia.

En la película Atrapado en el tiempo (Groundhog Day), el protagonista es Phil Connors, un meteorólogo egocéntrico que se cree más importante de lo que en realidad es. Cuando se ve atrapado en un día que no deja de repetirse, saca partido de la situación e intenta seducir a su compañera de trabajo Rita a través de trucos y manipulaciones. Sin embargo, no es hasta que el amor de Phil se vuelve desinteresado cuando consigue que Rita corresponda a sus sentimientos. 

Cómo Crear Personajes Inolvidables: La Guía Definitiva. Clic para tuitear

Los secundarios también aportan

Los personajes secundarios están ahí para ayudar, enseñar o enfrentarse al héroe de nuestra historia. Por eso, deberían crearse teniendo en cuenta al protagonista.

Imaginemos que Juan (protagonista) es un enfermero cobarde e hipocondríaco, incapaz de decir lo que de verdad piensa. El jefe de Juan podría ser un hombre déspota que la tiene tomada con él y necesita que lo adulen todo el rato. Su mejor amigo, un temerario que tiende a meterlo en todo tipo de problemas. Y la chica que le gusta, además de odiar la hipocresía, es amante de la escalada.

Todos ellos atacan los puntos débiles de Juan y hacen la trama más interesante.

Conocer las funciones dramáticas de los diferentes arquetipos puede ayudarte a crear maravillosos personajes secundarios que tengan sentido en la historia. 

crear antagonistas intimidantes

El antagonista

Toda historia necesita su antagonista; aunque no tiene que ser siempre un personaje. Podría representarse como una parte reprimida de nosotros mismos, una amenaza, un lado oscuro.

“Una historia es tan buena como el villano que describe, dado que un enemigo poderoso obliga al héroe a superarse y aceptar el reto”. 

El viaje del Escritor Christopher Vogler,

La función principal del rival es oponerse a los deseos del protagonista, y en muchas ocasiones, ambos luchan por conseguir el mismo objetivo.

Personajes femeninos

Por desgracia, los personajes femeninos están llenos de clichés. Escribir mujeres complejas y realistas puede suponer un reto extra en cualquier novela. El cine y la literatura están llenos de damiselas en apuros y rubias tontas cuya única misión es la de reclamo sexual para la audiencia masculina. :/

personajes femeninos inolvidables

Construir personajes femeninos no es muy diferente a lo que hemos estado viendo. 

  • Olvídate del físico. No necesitan melenazas rubias, curvas seductoras ni sonrisas pícaras. Enfatizar demasiado el físico, no solo puede resultar muy sexista, sino que puede hasta rozar lo creepy (*ejem* Haruki Murakami y su obsesión con los pechos). 
  • Dale una razón de ser. ¿Qué pinta ella en la historia? ¿Es necesaria? Asegúrate que ese personaje no está ahí solo para adornar o reafirmar a algún personaje masculino.
  • Dale un objetivo. En narrativa, las mujeres tienden a ser más pasivas que los hombres. A las protagonistas femeninas tienden a pasarles un suceso detrás de otro sin que ellas busquen o persigan nada. En Crepúsculo, poco tiene que hacer Bella para que el vampiro más sexy de su instituto se interese por su anodina persona. En la Bella Durmiente, la prota se pasa todo el cuento roncando. Y así.
  • Cuidadito con los clichés. Y me refiero tanto al estereotipo de la “damisela en apuros” como al de la “mujer fuerte” y “la chica que no es como todas las demás”. Al convertir a una mujer en un arquetipo masculino con útero le estás haciendo un flaco favor al género femenino.
Escribir personajes femeninos puede suponer todo un reto. Huye de los clichés y aprende a hacerlo correctamente. Clic para tuitear

No hay regla que no se pueda romper pero, si vas a ser sexista, hazlo a sabiendas de que lo eres. Existen muchos personajes tremendamente estereotipados que se han creado así para arrojar un poco de luz sobre realidades más complejas. Y está totalmente bien. Pero es abrumador el número de clichés femeninos en literatura sin un motivo justificable.

Errores comunes al crear personajes

Para enamorar a los lectores, no solo tendrás que construir personajes redondos, también tendrás que evitar algunos errores usuales:

  • El protagonista es tu álter ego. Error común en escritores nóveles. Recuerda que 1) Tu vida no le interesa a nadie, 2) A los lectores les molesta darse cuenta de que el protagonista es, en realidad, una versión idealizada del escritor, 3) Da sensación de poca profesionalidad a ojos de las editoriales, jurados de concursos, etc. 
  • El antagonista es más malo que la peste.  Esto puede funcionar para algunos géneros, como la fantasía, terror, etc., pero todo malo que se precie debería tener alguna característica con la que poder empatizar. Al final, cada antagonista es el protagonista de su propia historia. 
  • No tiene un objetivo. Los personajes poco proactivos aburren y pueden dar la sensación de victimistas. A algunos les costará más aceptar la “llamada a la aventura” e involucrarse en la historia, pero tendrán que tomar parte activa en algún momento.
  • Es demasiado perfecto. Darle al menos un defecto importante es clave.
  • Tiene demasiados defectos. Tampoco hay que pasarse de la raya. Equilibra las debilidades de tu personaje con alguna virtud o característica curiosa que lo haga más simpático.
  • Es un estereotipo. La adolescente torpe. El deportista popular. La doncella en apuros.
  • Todos hablan y reaccionan igual. Si tienen diferentes personalidades, deberían hablar y reaccionar a los problemas de forma diferente. A la hora de crear diálogos entre ellos, dáles una voz única a cada uno.

Bonus Track: Psicología del personaje

Para ti, que has leído hasta el final, tengo dos regalitos extra. 

Teorías de personalidad interesantes

Si a pesar de todo esto, sigues teniendo la sensación de que la personalidad de tus personajes se te escurre entre los dedos, te recomiendo consultar algunas de estas fuentes. Se tratan de tests de personalidad y son muy inspiradoras y útiles a la hora de construir personajes verosímiles. 

  • El eneagrama. Es un mapa de la personalidad que divide a las personas en 9 eneatipos según la emoción que domina en ellas: Avaricia, ira, orgullo, lujuria, gula envidia, pereza, miedo y vanidad. 
  • Los 16 tipos de personalidad. Menos conocido como El Indicador de tipo de Myers-Briggs, es un test de personalidad que sirve para indicar las preferencias personales de cada individuo.

Psicología del personaje según el Indomable Will Hunting

En este vídeo podrás ver un análisis de la personalidad de Will Hunting. Si quieres aprender más acerca de la evolución de los personajes te recomiendo muchísimo que le eches un vistazo. Este es uno de mis canales de Youtube favoritos y tiene unos vídeos fantásticos y super útiles tanto para guionistas como escritores. 

(El vídeo está en inglés, pero tiene subtítulos en castellano).

Espero que estos consejos te ayuden a crear personajes más reales, profundos y con personalidades únicas. Si se te ocurre algún otro consejo interesante, te animo a que lo escribas en un comentario, porque este es un tema que me encanta y del que no me canso de aprender cosas nuevas 🙂

También Podría Interesarte

Deja un comentario

* Al usar este formulario, aceptas el almacenamiento de tus datos.

Primer Borrador tiene Cookies (pero solo de las virtuales, las de chocolate aún no nos han llegado...) Seguir navegando supondrá que las aceptas. ¡Ñam! Aceptar Leer más