Cómo escribir una novela

Por Marivi Cervi
como escribir una novela

¿Alguna vez has tenido una idea increíble, te has puesto a escribir una novela y has acabado, semanas después, abandonándola a medio terminar? No eres el único. Escribir un libro no es fácil; hay que tener en cuenta muchos elementos: la trama, los personajes, diálogos, la estructura… que pueden resultar abrumadores a cualquiera.

La buena noticia es que escribir novelas es una técnica y se puede aprender.  

Lo primero que necesitas es una idea. Esta puede venir en forma de un personaje, una voz, un lugar. Quizás se te haya ocurrido un Best-Seller sobre adolescentes aprendiendo hechicería en un internado (perdón, esa ya está cogida :mrgreen: ). Ahora, ¿cómo escribir una novela partiendo de ese chispazo inicial de inspiración ?

novela de aventuras

Elementos clave para escribir una novela

Estos son algunos de los elementos imprescindibles que debes de tener en cuenta antes de sentarte a escribir.

Tema

¿Sobre qué vas a escribir? No me digas aún que quieres escribir una novela de fantasía épica. Es importante no confundir el tema con la trama. Aquí no podemos ser muy originales.

Todos los libros giran sobre los mismos temas universales: el amor, la muerte, el duelo, la culpa… En toda historia subyace un tema y es tu manera de aproximarte a él (es decir, la forma en la que lo plasmas en el papel) lo que hará tu novela única.

Por ejemplo, en la ya mítica película American Beauty, un protagonista en plena crisis de los 40 se enamora de la amiga de su hija adolescente (trama). Sin embargo, esta historia nos habla de un hombre que vive una vida solitaria, materialista y rodeado de falsas apariencias y decide buscar la autenticidad y la belleza (tema).

Trama

Ahora sí, es el momento de desarrollar tu idea y convertirla en acción. Podemos referirnos a la trama como al hilo cronológico de los eventos presentados en una obra narrativa al lector. Y aquí es donde tienes que empezar a respirar la siguiente palabra. CONFLICTO.

Conflicto, luz de mi vida, fuego de mis entrañas. Pecado mío, alma mía. Con-flic-to”.

Dejando a Nabokov a un lado, no tengas miedo de meter a tu personaje en un lío muy gordo. Y cuando salga de él, que caiga en otro aún peor. A los lectores les encanta leer cómo el protagonista supera sus miedos y defectos para resolver sus problemas. Una novela con escaso conflicto (interno o externo) solo conseguirán que los lectores se adormilen y abandonen el libro a la mitad. 

Una novela llena de conflicto mantendrá a tus lectores enganchados. Clic para tuitear

Documentación

¿Vas a escribir una novela histórica sobre un campo de concentración nazi en el siglo XX? Investiga. Lee libros, ve películas, visita la biblioteca (¡sí, siguen existiendo!). Infórmate bien de los hechos. Solamente podrás escribir una buena novela si tienes autoridad acerca de lo que estás contando. Cuanta más información recojas, mejor. Lo agradecerás cuando te sientes a escribir y te salten las dudas. 

Planificación y estructura

Sobre este punto hay debate, porque muchos escritores afirman que no planifican sus historias, sino que prefieren “descubrirlas” conforme van escribiendo. OK. Pero si eres un escritor novel, te recomiendo que planifiques punto por punto.

Planificar una novela puede resultar aburrido, pero no es difícil, ya que todas siguen una estructura en tres actos similar. Si no lo haces, corres el riesgo de escribir 40, 60 páginas de una historia que no sabrás cómo continuar y acabarás teniendo el temido bloqueo del escritor. Y de nuevo, novela abandonada en un rincón.

Creación de personajes

El protagonista es el elemento central y hay que darle la importancia que se merece. En mi opinión, crear personajes es uno de los elementos más complejos e interesantes a la hora de desarrollar cualquier tipo de historia.

No solo hay que pensar en su físico y su personalidad, sino en su evolución a lo largo del relato. Por eso, no vale con darle características al azar (Es alto, rubio, tímido pero no mucho, tiene un loro como mascota, pierde el control cuando bebe… ) sino que sus características, y más en concreto sus DEBILIDADES, han de estar estrechamente relacionadas con el tema de la novela.

Cuanto más profundo y complejo sean tus personajes, más creíbles le resultarán al lector.

Voz narrativa

Elemento imprescindible y que muchos escritores pasan por alto. ¿Quién narra el relato? ¿Es el protagonista, un observador o se trata de un narrador omnisciente? ¿Cuánto tiempo ha pasado desde que ocurre la acción hasta que el narrador nos la cuenta? ¿Podemos creer a pies juntillas lo que dice? ¿Qué sentimiento alberga el narrador con respecto a la acción?

Los tipos de narrador son muy variados, y si no lo defines bien desde un principio será muy trabajoso corregirlo luego.

Diálogos

Los diálogos mueven la trama hacia delante. Aprendiendo a escribir diálogos alucinantes tendrás a tus lectores enganchados y pasando página por página hasta llegar al final.

También deberías considerar la voz de los personajes antes de sentarse a escribir. Cómo se expresan, qué tono usan, cuál es su nivel socioeconómico, de abstracción, etc. En las buenas novelas cada personaje tiene una voz única (al menos los personajes principales). Personalmente pocas cosas me dan más rabia que percibir al escritor hablando a través de las voces de sus personajes.

Cómo escribir una novela paso a paso

Una vez tengas bien definidos los elementos de arriba (o al menos una idea general), es el momento de sentarse a trabajar tu manuscrito.

Cómo escribir una novela paso a paso Clic para tuitear

Empieza con un resumen

Hacer un resumen detallado de la acción de tu novela te ayudará a que tengas menos dudas durante el proceso y la termines más rápido. Desarrolla y amplía el Outline en un resumen de entre cinco y diez páginas. 

Trabaja escena por escena

No tienes que empezar a escribir tu novela desde el principio. Ni acabar por el final. Cada escritor tiene un proceso distinto. Forzándote a escribir linealmente es posible que acabes atascándote y no sepas cómo continuar.

Una idea para evitar los bloqueos es escribir primero las principales escenas que tienes en mente e ir buscando un camino para enlazarlas después.

Desarrolla tu novela de acuerdo a una estructura

Tanto novelas de ficción como películas se componen normalmente de tres actos que corresponden a la presentación, nudo y desenlace. La Estructura en Tres Actos de la Novela es el Padre Nuestro de los escritores, y si quieres escribir una novela exitosa deberás aprendértelas al dedillo.

Escribe un primer borrador

Escribe. Escribe. Escribe. No podré decirlo las veces suficientes. Y cuando por fin pongas ese ansiado punto final a tu manuscrito, no te emociones demasiado.

Es un fallo muy común entre los escritores nóveles pensar que con hacer un solo borrador es suficiente y que el siguiente paso es enviarlo a una editorial y convertirse en el próximo autor Best-seller.

Deja de fantasear y vuelve a la tierra. El primer borrador es solo el escritor contándose a sí mismo la historia y no es un producto que esté listo para que llegue a los lectores aún. Deja tu manuscrito reposar durante un par de meses, descansa, date algún capricho. Alejarte emocionalmente de tu novela te hará verla con ojos más frescos cuando vuelvas a leerla y así 

Edita para perfeccionar

A partir de aquí empieza el duro trabajo de la edición, donde tendrás que darle solidez a la trama, detectar posibles fallos en la estructura y evolución de los personajes y pulir tu manuscrito hasta dejarlo impecable. Es también el momento de buscar feedback. Préstale tu obra a algún amigo y pídele que te comente puntos de mejora o fallitos que haya visto. Edita de nuevo.

Siguientes pasos

Esto ya depende de ti. ¿Quieres presentar tu novela a un concurso? ¿Buscar un agente literario? ¿Autoeditarla? Son muchos los caminos los que se pueden tomar a partir de aquí y lo mejor es que te informes bien antes de tomar una decisión. Al fin y al cabo, tu libro es tu bebé y no querrás dejarlo en manos de cualquiera, ¿verdad? Escojas el camino que escojas, ¡mucha suerte! 😉

También Podría Interesarte

5 comments

Emily diaz 11 junio, 2020 - 2:10 am

hola, hace mucho tengo mil ideas en mente pero por una cosa o la otra nunca empiezo,me encantaría.

Reply
eloy torres roman 20 septiembre, 2020 - 3:22 am

Muy bueno.

Reply
Alfredo Morales 29 septiembre, 2020 - 7:33 pm

Emily, yo estoy en las mismas, pero en mi caso ya tengo una idea, una trama y hasta un posible desarrollo dela misma, pero siento que todavía me falta algo que no logro descubrir lo que es…Es por ello que no termino de arrancar. Sin embargo; me he propuesto a iniciar este proyecto de inmediato y después veré como sale todo.Me gustaría contar con alguien que me ayudara al momento de terminar para que me de su punto de vista.

Reply
Salomón Camargo 26 octubre, 2020 - 10:03 pm

En la red abundan opciones como esta que pueden ayudar a concretar tantas ideas que están por ahí estancadas, y que pueden convertirse en verdaderos Best Sellers. Sin embargo, “Primer Borrador”, me parece que es una guía práctica y fácil y motivadora para que muchos de esos proyectos tomen su ruta.
Muchas gracias!

Reply
Roland 27 octubre, 2020 - 9:53 pm

Me ha despejado mucho las dudas que tenía, ya que andaba muy confuso con lo de poder plasmar lo que estaba en mi cabeza.

Reply

Deja un comentario

* Al usar este formulario, aceptas el almacenamiento de tus datos.

Primer Borrador tiene Cookies (pero solo de las virtuales, las de chocolate aún no nos han llegado...) Seguir navegando supondrá que las aceptas. ¡Ñam! Aceptar Leer más